¿Qué medio de calefacción usar?

[themoneytizer id=35266-1]

Una de las dudas que nos asaltan a la hora de plantear una calefacción en una vivienda, es saber qué les debemos ofertar a nuestros clientes, si radiadores, aerotermos, suelo radiante,…

A continuación os mostraré las ventajas e incovenientes de cada uno para que decidáis vosotros mismos.

Radiadores.

Los radiadores son el método de calefacción más comúnmente utilizado, y utiliza el método de convección.

El agua que circula por su interior suelen trabajar a temperaturas entre 70º C y 80ºC, aunque ahora los hay de baja temperatura (50ºC).

Radiador de elementos

El funcionamiento es el siguiente. El aire que está pegado a la superficie del radiador se calienta, y por eso asciende a las zonas altas de la estancia. Cuando se enfría el aire desciende y se vuelve a calentar.

[themoneytizer id=35266-2]

Aerotermos

El sistema físico de los aerotermos también se basa en la convección como en el caso anterior. La superficie de transmisión en este caso suele ser un metal de gran capacidad de transmisión, con aletas. La gran diferencia es que algunos de estos aparatos tienen un ventilador para favorecer la circulación de aire.

Este ventilador produce que el aerotermo sea más rápido para calentar, pero sin embargo que produzca más ruido, por lo que se usa más en recintos industriales.

Suelo radiante

En el suelo radiante el calor también se transmite por convección, pero el circuito de suelo radiante está en el suelo, debajo del hormigón. las temperaturas de funcionamiento son alrededor de los 40ºC, muy inferiores al radiador convencional.

Este sistema trabaja con gran inercia térmica, con lo que facilita el trabajo de la caldera, y si en vez de caldera se usa una bomba de calor, se podría usar también como suelo refrescante en verano.

IMG_20170516_111535
Suelo radiante

El sistema se monta con unos paneles encima de la solera del local, sobre una lámina hidrófuga, que evita la condensación. Sobre el panel se coloca el tubo por el que circula el agua, los cuales irán separados sobre 15cm.

Entre los distintos circuitos se ponen unas barreras de dilatación, llamadas bandas perimetrales, por si el hormigón dilata.

Una vez colocado todo se echa la capa de hormigón, que llevará un aditivo que favorece la transmisión de calor, desde abajo a arriba.
Es un método más laborioso que lo otros dos, sin embargo por las temperaturas de uso, trabaja con un incremento de 5ºC se está aplicando mucho en la nueva construcción.

En las reformas hay que valorar, si merece la pena cambiar el suelo, o si las alturas lo permiten antes de presupuestar algo similar.

En el Problema 2 de la página de calefacción usaremos radiadores, por ser una vivienda ya construida, pero eso será en el siguiente post.

Si te ha gustado clicka en alguno de los anuncios que tienes encima para poder financiar la página. Muchas gracias

Please follow and like us:

2 Comments

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.